cepillarnos los dientes
Oct 17 2016

Cepillar los dientes: 10 errores comunes

Cepillar los dientes: 10 errores comunes

Los errores más repetidos al lavar los dientes

Cepillarnos los dientes puede parecer una tarea sencilla pero hacerlo de manera correcta no lo es tanto. Por eso, he decidido escribir este artículo con los diez errores más comunes que todos solemos cometer al cepillarnos los dientes.

1. Nunca hay que cepillarse los dientes de izquierda a derecha

Precisamente este es uno de los mayores errores y de los más frecuentes. La mayoría de la gente cuando se cepilla los dientes lo hace de forma mecánica y con movimientos de izquierda a derecha. Esto es un ¡error! Precisamente el correcto movimiento de cepillado es fundamental para eliminar los restos de comida sin dañar nuestros dientes y encías. Entonces, ¿cómo se lavan los dientes? Lo correcto es hacerlo de arriba a abajo para prevenir la aparición de sarro. De esta manera además no hará falta emplear un excesivo tiempo en esta tarea.

2. Demasiada pasta de dientes

Aunque puede parecer extraño el hecho de emplear más cantidad de pasta de dientes no significa que el lavado sea mejor. De hecho, hay expertos que recomiendan que el lavado se haga únicamente con el cepillo de dientes.

3. Cepillarse los dientes justo después de cada comida

Este es un error del que ya hemos hablado alguna vez. Se trata de una falsa creencia y que además está generalizada, pero los expertos recomiendan esperar entre media y una hora después de cada comida antes de proceder a cepillar los dientes, de esta manera aprovecharemos la acción de la saliva sobre los niveles de acidez y retiraremos mejor los restos de comida.

4. Emplear demasiada fuerza en el cepillado

Ni realizar un cepillado pasivo ni emplear demasiada fuerza son buenos métodos de cepillado para nuestros dientes y encías. Es más, si haces demasiada fuerza con el cepillo terminarás desgastando el esmalte dental y dañando tus encías.

5. Tapar el cepillo de dientes antes de tiempo

La gran mayoría de los cepillos de dientes que encontramos en el mercado vienen equipados con su propia tapa. Algo que, es cierto, es útil en el caso en el que el cepillo se caiga al suelo pero que puede llegar a ser un problema si no lo utilizamos bien. Y os preguntaréis, ¿cómo sabemos si lo estoy utilizando bien? Muy fácil, el cepillo de dientes debe secarse antes de taparse porque al tener humedad lo único que puede generar es mayor número de bacterias y gérmenes y que estos terminen provocando algún tipo de infección en nuestra boca.


¿Por qué es tan importante limpiar la lengua?


6. Pensar que el cepillo de dientes es suficiente

A menudo las prisas y el hecho de comer en el trabajo hace que la limpieza bucal quede resumida en el cepillado de dientes. Esto es otro error muy frecuente. No basta con el cepillo de dientes para gozar de una buena limpieza y salud bucodental. Los dentistas aconsejan que utilicemos otras herramientas para gozar de una buena limpieza como por ejemplo hilo dental o enjuague bucal.

7. Olvidarse de la lengua

Cepillarse los dientes y no reparar en las bacterias que se pueden acumular en la lengua hace que nuestra higiene bucal no sea completa. Por eso, lo más recomendable es limpiar nuestra lengua al menos una vez al día. De esta manera evitamos que las bacterias campean a sus anchas y puedan causar otro tipo de problemas como halitosis.

8. Utilizar un cepillo de dientes inadecuado

Hay personas que no le dan la importancia que se merece a la elección del cepillo de dientes pero esto es otro error. De hecho, ir al supermercado y comprar un pack de 3 a muy buen precio no es un buena elección. Y es que, no hay que olvidar que no todos los cepillos son iguales y debemos decantarnos por el que mejor responda a nuestras necesidad. Pero, ¿cómo sabemos cuál es el adecuado? Los expertos recomiendan utilizar como norma general cepillos de dureza media con la cabeza pequeña para que resulte más sencillo llegar a todas las áreas.

9. Dejar el cepillado de la noche para la mañana siguiente

La pereza es una mala compañera. Es muy habitual que por las noches cueste más emplear un tiempo a cepillarnos los dientes y que optemos por dejarlo para la mañana del día siguiente. Esto es nuevamente un error muy habitual.

El último cepillado es el más importante de todos. Si no eliminamos por completo los restos de comida antes de irnos a la cama pueden producirse caries con mayor facilidad dada la disminución de saliva durante las horas de sueño.

10. Mojar el cepillo con agua antes de usarlo

Este es un error muy común. No debemos mojar el cepillo antes de usarlo. Para que entendáis mejor, el cepillo de dientes es como una escoba por eso si lo mojamos no conseguiremos que limpie correctamente. Además, las cerdas del cepillo actúan como una esponja y si ya han absorbido el agua no harán lo propio con la pasta de dientes. El cepillo seco, sin agua, siempre limpia mejor.

¿Cuántos errores de estos cometías? ¡Pues ya sabes! A poner en práctica lo aprendido 😉


También te pueden interesar los siguientes artículos:

Cepillo de dientes: ¿cada cuánto hay que cambiarlo?

Alimentos que ayudan a evitar la caries

Dejar una respuesta

Tu dirección de email no será publicada

*

Dentistas para niños y Clínicas Dentales infantiles unidos por el Club Ratoncito Pérez para promover, concienciar, educar y divertir a niños y mayores transformando la visita al dentista.

Descarga la app de Ratoncito Pérez

Club Ratoncito Pérez © 2018. Todos los derechos reservados | Quiénes somos | 915 502 385 | contacto

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies