Ortodoncia y braquets o brackets en niños
Sep 12 2016

Brackets niños, ¿a qué edad?

Brackets niños, ¿a qué edad?

Los problemas en los dientes pueden ser prevenidos

¿A qué edad debemos comenzar con el tratamiento de ortodoncia en los más peques? La edad en la que es mejor comenzar con un tratamiento de ortodoncia en niños es probablemente una de las dudas más frecuentes que los papás y mamás tienen a la hora de llevar a los niños al dentista. No existe una edad recomendada para empezar a usar aparato, dependerá de cada caso tanto el inicio como el tipo de tratamiento.

¿Cuál es el momento ideal para comenzar con la ortodoncia en niños?

Hay dos factores a tener en cuenta al plantearse en qué momento iniciar la ortodoncia: el tipo de maloclusión y la edad del paciente. Lo normal es empezar cuando han erupcionado todos los dientes definitivos o están a punto de hacerlo, a no ser que haya problemas muy serios que tengan que ver con los huesos. Debemos ajustar el momento de inicio para que los niños lleven el aparato de ortodoncia el menos tiempo posible y con los mejores resultados. En ocasiones, comenzar demasiado pronto significará tratamientos muy largos.

Es en la etapa del estirón cuando la ortodoncia infantil resulta más eficaz. En este periodo de uno a dos años de duración, el niño experimenta un rápido crecimiento. Una sencilla intervención bastaría para evitar complejos tratamientos de ortodoncia e incluso futuras cirugías.

 

Brackets niños: los 11 mitos sobre la ortodoncia

¿Empezar pronto significa terminar antes?

En absoluto. Deberemos ajustar el inicio de la ortodoncia a su edad dental. Si se inicia demasiado pronto un tratamiento podría ocurrir el efecto totalmente contrario, haciendo que los tratamientos se prolongasen mucho en el tiempo. Por eso, es importante llevar a los peques a un buen odontopediatra para que diagnostique qué es exactamente lo que el niño necesita.

¿Se puede hacer para que los peques no necesiten ortodoncia?

Pues lamentablemente poco podemos hacer ya que la mayoría de las maloclusiones están genéticamente determinadas. Podemos evitar que los niños tengan hábitos anómalos como la succión digital o el uso del chupete de manera muy prolongada, pero poco más se puede hacer. Lo que sí que está en nuestra mano es llevar una serie de controles periódicos para poder detectar los problemas lo antes posible y actuar para que no deriven en problemas más severos.

 

Halitosis: mal aliento en niños

 

Dejar una respuesta

Tu dirección de email no será publicada

*

Dentistas para niños y Clínicas Dentales infantiles unidos por el Club Ratoncito Pérez para promover, concienciar, educar y divertir a niños y mayores transformando la visita al dentista.

Descarga la app de Ratoncito Pérez

Club Ratoncito Pérez © 2017. Todos los derechos reservados | Quiénes somos | 915 502 385 | contacto

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies